Necesitamos datos para detectar, diagnosticar y eliminar las desigualdades de género. En esta editorial Estefanía Vela explica cómo Intersecta adaptó una metodología de Reino Unido para medir la brecha salarial de género en México.