Las dos guerras es un informe, publicado por Intersecta, en el que se analiza el impacto que los enfrentamientos en los que se vieron involucradas las Fuerzas Armadas en México entre el 2007 y el 2018, en el marco de la llamada “Guerra contra las drogas”, tuvieron sobre los homicidios de mujeres.

La investigación para el informe, que fue elaborada entre el equipo de Intersecta y Laura H. Atuesta, del Programa de Política de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económicas, está basada en fuentes oficiales sobre homicidios y enfrentamientos provenientes, respectivamente, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y de las mismas Fuerzas Armadas. Con base en un modelo econométrico, se estima el impacto que tuvieron los 4,892 enfrentamientos en los que participaron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y de la Secretaría de Marina (SEMAR) en los homicidios a nivel municipal.

         El informe presenta dos hallazgos fundamentales:

  • Los enfrentamientos en los que se han visto involucradas las Fuerzas Armadas nunca están asociados a una disminución de los homicidios, ni de hombres, ni de mujeres; ni durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, ni durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. En este sentido, el despliegue militar, evaluado a través de los enfrentamientos de las Fuerzas Armadas, no ha obtenido los resultados prometidos, esto es: no ha logrado contener y reducir la violencia.
  • Los enfrentamientos en los que se han visto involucradas las Fuerzas Armadas siempre están asociados a un incremento de los homicidios, tanto de hombres, como de mujeres; tanto durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, como en el sexenio de Enrique Peña Nieto. No solo no logran contener y reducir la violencia, sino que la exacerban aún más.

En concreto y para el caso de las mujeres: según las estimaciones del informe, para todo el periodo (2007-2018), por cada enfrentamiento adicional de la SEDENA, los asesinatos de las mujeres, a tres meses de los enfrentamientos, en promedio incrementaron en un 2.12%. En el caso de los enfrentamientos de la SEMAR, el aumento estimado de los homicidios de las mujeres fue del 12.5% a tres meses de los enfrentamientos. Más aún: los enfrentamientos están asociados a un incremento de los homicidios de mujeres cometidos tanto en la casa, como en la calle, con arma de fuego y sin arma de fuego.

Desde esta óptica, en el informe se sostiene que la militarización de la seguridad pública, vista a través de los enfrentamientos de las Fuerzas Armadas, ha contribuido a la crisis actual de la violencia. Una crisis que ha tenido como resultado que maten, en promedio, a 10 mujeres al día.

Por eso en el informe se habla de las dos guerras: porque las mujeres en México, encima de lidiar con la guerra del machismo y la misoginia que condiciona su día a día, en la casa, en la escuela, en el trabajo, en la calle, en sus relaciones íntimas y con extraños, ahora tienen que hacerlo en un contexto de violencia provocado por la llamada “Guerra contra las drogas” y las estrategias militarizadas que, en su nombre, el Estado ha implementado. Por esta razón, también, se sostiene que, si se quieren garantizar hoy en día las vidas y los derechos de las mujeres, es necesario, entre otras medidas, revertir la militarización y apostarle a un modelo de seguridad que efectivamente sirva para construir la paz.

Para aclaraciones, consultas o entrevistas, favor de escribir a contacto@intersecta.org.